Espíritu santo descendiendo

¿Qué pasaría con tu vida, si de un momento todo empieza a ir para atrás, si pierdes tu empleo, se deteriora tu salud, tus amigos y familia empiezan a alejarse?

¿Qué harías si de un momento a otro lo pierdes todo y te sientes en la más grande pobreza humana y espiritual?

¿Cómo harías para entender porque te está sucediendo esto?

¿Con que recursos pedirías ayuda, buscarías a Dios, como le buscarías, que le pedirías?

¿Y cuando aparezcan varias opciones para solucionar tus problemas, como sabrás cual es la mejor?

¿Y qué pasa si tienes un camino fácil, pero que significa pasar por encima de muchos, y dejarlos quizá en la misma situación tuya, que camino tomarás?

¿Cómo harás para no caer en la tentación de ir por el camino fácil?

Pues Bien, Dios ya pensó en eso, y para cada situación te ha enviado su espíritu con un Regalo:

Para que puedas entender la razón por la que te sucede todo esto te regalará el don de la sabiduría, con la cual podrás ver el mundo con los Ojos de Dios y comprender sus designios.  Así verás tu situación como la está viendo Dios.

Para que puedas buscarle y pedirle ayuda te regalará el don del entendimiento, con el cual podrás comprender cada una de las promesas que te ha dejado en su palabra y te permitirá reclamarlas para tu vida.

Para decidir entre las diferentes opciones que se te presenten te trae el regalo del don del consejo, con el cual podrás escuchar los propios consejos de Dios quien guiará tu camino y te ayudará a tomar la mejor decisión.

Para que puedas perseverar y no decaer durante el camino difícil y para que no caigas en la tentación de dañar a los demás o dañarte a ti mismo tomando las soluciones fáciles pero dañinas Dios te regala el don de la Fortaleza.

Si ves que tus problemas son difíciles de solucionar con fuerzas humanas, Dios te regala el don de la ciencia, el cual te permitirá conocer la grandeza del creador y ver las obras sobrenaturales que él puede hacer en tu vida.

 

Con estos primeros 5 regalos, te ayudará a vivir y superar tus tiempos difíciles y cuando todo mejore, cuando estás en el apogeo y la plenitud de tu vida, ¿Qué harás para mantenerte en ese gran estado, seguirás viendo la obra de Dios en tu vida?

 

Allí el espíritu de Dios tiene más regalos para ti,

 

Te regalará el don de la piedad, para que veas y te acerques a Dios como un padre amoroso, que está contigo todos los días, y te dará el sustento y la ayuda todos los días de tu vida.

Te regalará también el don del Temor De Dios con el cual te inundará de un amor único, un amor que te ayudará a hacer el bien no por miedo a Dios, si no por temor a ofenderle, y mientras hagas el bien no cometerás aquellos errores tienen como consecuencia situaciones difíciles y mantendrás tu vida en esa plenitud.

 

Pero Dios no se queda solo con estos regalos, Tiene muchos más, tiene otra colección de regalos para acompañarte en tu vida cuando sea plena.  En estos tiempos de tranquilidad El Espíritu santo te dará sus frutos  (Caridad, gozo, paz, paciencia, longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia, castidad) Cada uno de estos es un adelanto de la gloria eterna que se te ha prometido, y que complementará la plenitud de tu vida.

 

Y si en la plenitud de tu vida, quieres compartir estos regalos Que el espíritu te ha dado, El infundirá en ti sus carismas, que son manifestaciones específicas de sus dones que podrás poner al servicio de Dios para bien del prójimo.

 

Y si vuelven las dificultades, no te preocupes, ya tienes cada uno de sus regalos, y los podrás usar de nuevo para salir de ellas.

Anhela los Dones de Dios para caminar con determinación por tu vida, Anhela los frutos para disfrutar la plenitud de tu vida y anhela los carismas para compartir tu experiencia de Dios con los demás.